Asalto al campo del líder invicto