El Aficionado B regresó al campo