La Liga se la lleva el Aficionado C